EL ARTE DE LA COMUNICACIÓN

LA COMUNICACIÓN REFLEJA Y CONFORMA NUESTRA ESENCIA

“Mens nostra concordet voci nostrae”                “Que nuestro espíritu concuerde con nuestra voz”

Como el arte de acompañar, la comunicación, cuando es humana, siempre educa, humaniza. Es clave a todos los niveles de la existencia.

Comunicar es relacionarse, ponerse en contacto, situarse “fuera de uno mismo”, dejar la autoreferencia que nos limita a vivir cercados en nuestros propios esquemas.

La comunicación se teje no sólo de lo que damos, sino sobre todo, de lo que recibimos. Si no es así, estamos convirtiendo nuestra relación humana en un aburrido monólogo sin ningún interés.

Cuando las personas se vuelven “autoreferenciales” – dice el papa Francisco – y se aíslan en su propia consciencia, aumenta su voracidad. Cuanto más vacío está el corazón de la persona, más necesita objetos para comprar, poseer y consumir.

Por otro lado, “la actitud básica de autotrascenderse, rompiendo la consciencia aislada y la autoreferencialidad, es la raíz que hace posible toda cura de los demás y del medio ambiente, y que hace brotar la reacción moral de considerar el impacto que provoca cada acción y cada decisión personal fuera de uno mismo.

El diálogo aparece entonces como fruto de esta comunicación que convoca, acompaña, ofrece, anima, da coraje, serenidad y sentido común.

El resultado lo recibirá toda la sociedad, porqué hará de la convivencia el marco más idóneo para que las personas se escuchen, hablen, se interpreten bien y se expresen desde la confianza.

La buena comunicación puede crear estilos de vida alternativos basados en esta confianza, que siempre ha de ser mutua. Se ha de buscar el verdadero horizonte que es el bien común.

¿Cómo ha de ser la comunicación?

La comunicación ha de ser por ella misma, educativa, es decir, ha de saber dar aquello que ha recibido. Para lograrlo hace falta capacidad de diálogo y de confrontación, espíritu de alabanza, y estilo crítico, voluntad de servicio y servir a la verdad, a la realidad propia y a la de los demás.

¿Qué es la comunicación?

La comunicación es un servicio de comunión dondequiera que cada uno de nosotros se encuentre. Fijándonos en el valor que pueden tener pequeñas acciones cotidianas de buena comunicación, podemos llegar a entender  como han llegado a conformar un estilo de vida.

Sebastià Taltavull Anglada,  Obispo de Mallorca (Catalunya Cristiana, 21 de enero de 2018)

Y a estas palabras, solo cabe añadir que el conjunto de buenas comunicaciones entre los miembros de una organización, conforman una cultura de empresa,…

El inicio es la persona, la comunicación que establecemos en nuestro fuero interno, la forma que tenemos de etiquetar, sentir y concebir. Una auténtica comunicación interna, con nosotros mismos, se reflejará en lo que expresemos a los demás,…

 

Alberto Arqued

Ceo & Founder SEDE21 Search & Development

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *