LA APARIENCIA DEL LIDER

Rol y apariencia

head hunting

La apariencia de líder importa. En la sociedad de los gorilas, el poder pertenece a los machos de espalda plateada.

Estudiando varios grupos y sus lideres, estas espléndidas criaturas tienen numerosos marcadores de estatus, además de su lomo plateado:

  • son más grandes que el resto de su banda
  • con su postura ocupan y marcan territorio
  • producen sonidos más profundos
  • golpean sus pechos con fuerza
  • y, en general, exudan un aire de aptitud física.

Las cosas no son tan diferentes en el mundo corporativo.

Analizando atributos físicos y apariencia de los lideres, el jefe ejecutivo típico:

  • mide 1-82cm de alto
  • tiene una voz profunda
  • una buena postura
  • un toque de gris en su buena mata de pelo grueso y brillante
  • para su edad, un cuerpo apto.
  • Los jefes se acomodan detrás de sus grandes escritorios.
  • Están en una posición elevada cuando hablan con subordinados.
  • Su conversación está cargada de pausas, prestigio y frases declarativas.

La gran diferencia entre los gorilas y los humanos es, por supuesto, que la sociedad humana cambia rápidamente.

Las últimas décadas han visto un cambio notable en la distribución del poder – entre hombres y mujeres, Occidente y el mundo emergente y apasionado o no por la tecnología.

Las mujeres dirigen algunas de las firmas más grandes de Estados Unidos, como General Motors (Mary Barra) e IBM (Virginia Rometty).

Más de la mitad de las 2.500 empresas públicas más grandes del mundo tienen sus sedes fuera de Occidente.

Sin embargo, “frikis” de pantalones cortos manejan algunos de los negocios más dinámicos del mundo.

Peter Thiel, uno de los principales inversores de Silicon Valley, ha introducido una regla general: nunca invierta en un CEO que lleva un traje.

Parece que por fin se da mas importancia al fondo que a la forma, al interior

Sin embargo, es notable, en esta época supuesta de diversidad y cambio de paradigma, la cantidad de patrones que todavía se ajustan al estereotipo.

Malcolm Gladwell encontró que el 30% de los CEOs de las compañías de Fortune 500 miden 1-82 cmo o más, comparado con el 3.9% de la población americana.

VOZ, TONO Y TIMBRE

La gente que “suena bien” también tiene una ventaja marcada en la carrera por la cima.

Quantified Communications, una empresa con sede en Texas, pidió a la gente para evaluar los discursos pronunciados por 120 ejecutivos.

Encontraron que la calidad de la voz representó el 23% de las evaluaciones de los oyentes y el contenido del discurso representó solamente el 11%.

Los académicos de las escuelas de negocios de la Universidad de California, San Diego y Duke University escucharon a 792 directores ejecutivos masculinos que dieron presentaciones a los inversionistas:

  • Encontraron que aquellos con las voces más profundas ganaban $ 187,000 al año más que el promedio.

ESFUERZO  FÍSICO Y POSTURA

Un estudio publicado por P. Limbach, del Instituto de Tecnología de Karlsruhe, y F. Sonnenburg, de la Universidad de Colonia, reveló:

“las empresas del índice S & P 1500 de los Estados Unidos cuyos jefes ejecutivos habían terminado una maratón valían un 5% más en promedio que aquellos cuyos jefes no lo habían hecho.”

Una buena postura hace que la gente actúe como líderes y se parezca a ellos: Amy Cuddy de Harvard Business School señala que:

  1. el acto mismo de estar de pie, con los pies plantados sólidamente y algo separados
  2. el pecho hacia fuera y los hombros hacia atrás, aumenta la oferta de Testosterona a la sangre y disminuye el suministro de cortisol, un esteroide asociado con el estrés.

(Desafortunadamente, esto también aumenta la probabilidad de que hagas una apuesta arriesgada).

Si ello refleja que se dirige con el ejemplo, bienvenido.

Además de confiar en todos estos indicadores supuestamente positivos de la aptitud para liderar, los que eligen los jefes también se basan en algunos estereotipos negativos.

  1. Las personas con sobrepeso, especialmente las mujeres, son juzgadas incapaces de controlarse a sí mismas, y mucho menos a otras.
  2. Los que hablan con voz aguda – terminando habitualmente sus declaraciones en una nota alta como si preguntasen – se descartan sobre la base de que suenan provisional y juvenil.

El surgimiento de las gigantescas multinacionales del mercado emergente todavía tiene que romper todos estos estereotipos.

Los jefes de empresas  clásicas a menudo sufren el equivalente corporativo de un recelo colonial.

  • Llevan trajes de negocios occidentales.
  • Diseminan sus conversaciones con la dirección occidental.
  • Llevan a sus hijos a la Escuela de Negocios de Harvard, donde aprenderán a parecer y sonar como directores de estilo occidental.
  • Las empresas de alta tecnología abandonan alegremente la regla de Thiel una vez que alcanzan cierto tamaño y reclutan a un forastero trajeado como CEO.

Las mujeres líderes han reaccionado de diferentes maneras:

  • Algunos se han definido por usar trajes de poder y trabajar largas horas.
  • Otros han celebrado la maternidad: en su libro, “Lean In”, Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de Facebook, escribe acerca de desalojar a sus hijos a bordo de un jet corporativo.

POSANDO PARA EL PODER

¿Se puede hacer algo sobre esta predisposición para promover a personas de cierto tipo?

Lo ideal sería que aquellos que seleccionasen a un nuevo jefe dejaran conscientemente todos los estereotipos y juzgarían a los candidatos meramente por sus méritos.

Sin embargo, dada una lista de candidaturas, todos con currículos perfectos, los comités de selección siguen buscando el factor “X”.

Encuentran, curiosamente, que reside en personas que se parecen notablemente a ellas mismas.

Algunos expertos en gestión sugieren que simplemente aceptemos que los estereotipos y prejuicios existen. 

Recomiendan que simplemente ayudemos a los nacidos fuera del círculo mágico genético a que proyecten  un sentido de poder y confianza en sí mismo.

La Sra. Cuddy dio una charla sobre “las poses del poder” en la conferencia 2012 de TED Global, que desde entonces se convirtió en la segunda conversación mas descargada de TED.

En su reciente libro “Presencia Ejecutiva”, Sylvia Anne Hewlett del Centro de Innovación de Talentos en Nueva York insta a las mujeres jóvenes a realizar las siguientes acciones:

  • Bajar el registro de sus voces, como lo hizo Margaret Thatcher
  • Eliminar los tics vocales
  • Mirar a los ojos al realizar presentaciones.

Aconseja a todos los aspirantes a gerente a trabajar con regularidad y verse lo más en forma posible.

Puede parecer exagerado, pero la evidencia es fuerte:

“las candidaturas para trabajos directivos se perjudican por cosas superficiales:postura y tono de voz.”

Hace más de un siglo, Oscar Wilde bromeó: “Sólo las personas superficiales no juzgan por las apariencias”.

Desafortunadamente, aquellos que eligen líderes parecen pensar de esta manera.

Alberto Arqued

Ceo Founder SEDE XXI Search and Development

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *