Un modelo de éxito para las ORGANIZACIONES

LA REGLA BENEDICTINA

REGULA BENEDICTI

 

Tras varios años estudiando, investigando y aplicando lo que el mercado ofrece en el ámbito de la gestión y el liderazgo en las organizaciones, algunas veces con éxito y otras con no tanto, he llegado a las siguientes conclusiones:

Cada cierto tiempo aparecen nuevas teorías, estudios científicos (o no), modas y paradigmas, referente a la manera en que se gestionan, dirigen y lideran las empresas. Estos métodos, herramientas y programas cuestionan,  complementan y/o absorben  los anteriores.

Suelen ser consecuencia de avances tecnológicos y coyunturas económicas, o simplemente modas o copias de acciones que funcionan en otras culturas,… convirtiéndose en programas que durante un tiempo se convierten en “trending topic” en los foros de management.

Antes duraban décadas, pero  desde hace unos años, la sucesión de “descubrimientos” se ha acelerado y cada poco tiempo aparecen nuevas tendencias y herramientas que van a dar soluciones milagrosas para ayudar a las personas y a las organizaciones…

Todas ellas, o la mayoría, son de utilidad, pero finalmente nos damos cuenta de que siendo necesarias (algunas de ellas), no son suficientes, “hace falta algo más”.

Condiciones

Para  que un modelo de gestión sea eficaz:

  • Debe contemplar al ser humano desde su concepción:
    •  Física
    • Cognitiva
    • Espiritual
  • y debe tener en cuenta la dimensión:
    • Individual 
    • Colectiva
  • Además de ser de carácter universal (eso es tener presencia de manera global)
  • Inmune a modas y al paso del tiempo.
  • Trabajando la relación con:
    • uno mismo
    • los demás
    • el todo
  • Se trabaja:
    • la razón se ser (misión) tanto del individuo como del grupo,
    • la razón de hácer
  • Se tiene clara la visión (individual y colectiva)
  • Y se comparten unos valores

Finalmente, tras varios años de búsqueda, encontré el modelo que para mí, sin lugar a ningún tipo de dudas, es el definitivo, pues cumple las condiciones necesarias  y las suficientes, y no tuve ni que inscribirme a un máster, ni atravesar medio mundo, lo tenemos en “nuestra casa”, y no es otro que el modelo benedictino.

  • Cómo se gestiona el proceso de entrada para solicitar ser admitido en la “organización”
  • Periodo de formación y acogida
  • Proceso de integración a la cultura organizacional
  • Compromiso,
  • Trabajo  individual y comunitario de carácter rotatorio
  • La forma de  comunicarse, de relacionarse.
  • Obediencia como opción de libertad
  • Humildad
  • Silencio
  • Código disciplinario
  • Respeto
  • Visión compartida, recordada y alimentada
  • Sentido de pertenencia

Desde el 2010 acercándome, aprendiendo y disfrutando de unas personas que intentan trabajar lo esencial, con el deseo de compartir este tesoro que nos puede ayudar a nivel individual y colectivo, independientemente de las creencias de cada uno, compartiendo unos valores de carácter universal, un camino para una buena dirección.

 

 

Alberto Arqued

Ceo & Founder

Sede XXI, Search & Development

Avda, Diagonal 442, 3º-2ª Barcelona

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *