Entradas

CAZAFANTASMAS en las organizaciones

 

VIDEO EXPLICATIVO:  Gestión de comunicación violenta o Cazafantasmas

En las relaciones profesionales, todos conocemos o hemos conocido a esa persona con mal genio, con mucho «carácter».

Automáticamente la encasillamos en nuestra mente, la «etiquetamos».

Y al hacerlo, nuestra postura, mirada, tono de voz, ritmo, volumen,… nuestra comunicación no verbal (CNV), que es consecuencia inconsciente de la forma de pensar consciente, refleja y transmite esa etiqueta y lo que a mí me causa y para mi representa.

Entonces el «otro» esa persona etiquetada, capta lo que sin palabras transmitimos, respondiendo consecuentemente, cumpliéndose entonces automáticamente nuestra predicción, esa «profecía autocumplida» y el «efecto Pigmalion» de Robert K. Merton,  y reforzando esa relación y comunicación muchas veces tóxica, convirtiéndose en un círculo pernicioso y vicioso.

Rompamos estas dinámicas, cambiemos nuestra forma de pensar en las personas y de «pensarnos», de tal manera que cuando vayamos a interactuar con una persona con carácter «fuerte»,  ya no la veamos cómo tal, sino como una persona que se siente amenazada por algún motivo, con carácter débil para controlar su temperamento fuerte, veámosla como una persona que ha construido una careta para protegerse de sus miedos, carencias, experiencias dolorosas, frustraciones y carencias, como un/a  déspota que cree empoderarse tratando mal a los su alrededor.

Haciéndolo, cambiando nuestra percepción, aportando compasión vs desprecio, comprensión vs miedo, cambiará nuestra CNV, emitiendo unas señales y mensajes diferentes,  evitemos que nos afecte y observemos con distancia.  Emitamos un mensaje que transmita que «puedes dar otras consignas, corregir el trabajo, cuestionar actitudes,… pero que no es necesario las malas formas, con ello se perjudica el clima y la imagen del  emisor «.

Cuando el destinatario de esas malas formas tiene un rol jerárquico similar o inferior,  se hace más fácil gestionarlo, el problema es cuando quien ejerce esa comunicación violenta tiene un rol superior. El sufrimiento y la impotencia que pueden generar, debe ser atajado. Y para esta noble tarea, hay que convertirse en un CAZAFANTASMAS.

Habría que preguntarse por el tipo de cultura de la organización:

  • ¿Cómo actúan las personas con más «poder, son respetuosas?
  • ¿Se permiten las malas formas?
  • ¿Hay una normativa clara referente al mal trato?
  • ¿Están claras las consecuencias del incumplimiento?

Cuanto más reglada, consensuada e integrada la cultura de la organización, más fácil será gestionar la comunicación y conductas tóxicas.

A todas aquellas personas que sufren las malas formas, mucho ánimo y mucha fuerza!! Y que sepáis que todos llevamos un GHOST HUNTERS en nuestro interior!!!

 

Alberto Arqued

Sede21 Search & Development

Diagonal 442, 3º-2ª

www.sede21.com

Últimamente se está escribiendo y debatiendo mucho sobre como gestionar en las empresas, las nuevas generaciones que se incorporan al mercado laboral.

Sin entrar en las peculiaridades de los rasgos diferenciales comúnmente aceptados, propios de cada generación (Silent Generation, Boomers, X, Y -Millenials y Z) está claro que las personas con responsabilidad sobre personas, se enfrentan a retos añadidos a los que exige el propio mercado.

Vivimos en la cultura de la inmediatez, de la aceleración, de la intensificación y masificación. Los jóvenes, tienen al alcance de la mano cantidad ingente de información, herramientas y recursos para poder adquirir la información y conocimientos que deseen.

Sin embargo hay que recordar una y otra vez, que un buen camino para una buena dirección, requiere un orden natural de las cosas. El peligro de la accesibilidad e inmediatez que otorga el móvil, es que nos pensemos que tenemos todo al alcance de la mano (o del dedo índice para ser más exactos).

Vemos una cosa y la queremos, y si no la tenemos, hacemos lo que sea para adquirirla, y esto se aplica también a los conocimientos,…

Y NO, ESTO NO ES ASÍ.

Para cualquier reto, proyecto, objetivo que nos marquemos, el orden natural requiere primero de todo SERluego HACER y la consecuencia será  el OBTENER

Por tanto vale la pena interiorizar, pensar, priorizar, planificar, compartir, hacer,… y ya vendrán los resultados.

 

Alberto Arqued

Sede 21 Search & Development

 

 

CULTURA, CODIGO COMPARTIDO Y DISCIPLINA

Existen unos colectivos que son modelos de éxito organizativo, pues cumplen con su misión, están presentes en los 5 continentes, permanecen en el tiempo y consideran a sus integrantes en su dimensión física, cognitiva y espiritual.

Me inspiro en la forma de organizarse de las comunidades benedictinas y en los equipos de rugby, tan diferentes en lo superfluo y tan iguales en lo esencial.

 

Ambos colectivos gestionan la disciplina informando tanto de lo que se espera, como de lo que se desea evitar, pero no acaban ahí, también explican desde el respeto, las consecuencias de la transgresión,… Y a partir de ahí, se actúa en consecuencia. Tener en cuenta ese código compartido hace que la organización como unidad, sea eficiente. Pero para ello hace falta «obediencia» que para muchos es sinónimo de pérdida de libertad,… cuando en el fondo y siempre que las reglas estén bien definidas, son herramientas para hacernos ganar energía, tiempo y eficiencia colectiva. También es cierto que un cuestionamiento desde la humildad y el respeto, hace evolucionar el sistema, y este hecho, está contemplado en el mismo.

A modo de ejemplo, cuando circulamos por la ciudad, para hacerlo bien, debemos conocer el código de circulación y además hay recordatorios como el «se avisa grúa», y por supuesto, «la grúa», por no hablar de los radares, sus bonitas fotos, y la multita que te envían.

Hace años recuerdo que iba a comprar un regalo, tenia prisa y no encontré sitio para aparcar, así que dejé el coche encima de la acera… me salió carísima la broma: taxi, grúa y multa,… Pero desde entonces aparco de maravilla 😉💪.

Para cualquier colectivo, deben pactarse unas normas básicas de convivencia y organización, es clave explicarlas bien, reforzarlas en positivo y por supuesto, explicar también las consecuencias del «no cumplimiento», el código disciplinario.

Este último aspecto, es menos popular, no venderá mucho, pero es necesario, cuando se da la trasgresión, forma parte del proceso educativo  a cualquier edad y es ser consecuente y respetuoso con quiénes si respetan ese código común aceptado*, camino necesario para que un miembro se integre en esa organización, haciendo suya la cultura que la caracteriza.

*Aceptado?? Bueno eso daría para otro post…

Alberto Arqued

Sede21 Search & Development

 

MARCA PERSONAL & DESARROLLO PROFESIONAL

 

Las personas, en nuestro desarrollo profesional, tenemos desde hace años, la oportunidad de «operar» en una segunda dimensión «profesional»  un mundo paralelo, mucho más amplio y accesible, el conformado por las redes sociales y  en especial Linkedin.

En este entorno, desaparecen las barreras «espacio – tiempo»  integrándose en nuestro día a día y en nuestra realidad cotidiana.

La red nos permite:

  • Acceder a personas con conocimientos concretos alrededor del mundo
  • Encontrar personas – empresas que ofrecen soluciones a nuestros requerimientos
  • Presentar nuestros productos o servicios, conectar con clientes y proveedores potenciales
  • Aportar ayuda
  • Establecer colaboraciones
  • Encontrar respuestas

Y no sólo eso, en cuanto a la gestión de nuestra carrera profesional, la red nos permite presentar:

  • Nuestra aportación y soluciones
  • Nuestra experiencia, qué nos legitima
  • Quienes somos…
  • Cómo somos…
  • Qué buscamos,…

Por tanto, la red nos puede ayudar a alcanzar nuestros objetivos. Una vez ahí, según la concordancia oferta-demanda, la calidad del producto/servicio, expectativas e intereses mutuos,…  se confirmará  se mantendrán y crecerán las oportunidades, acuerdos, contratos, colaboraciones,… o todo lo contrario, dependerá del grado de coherencia y  la fidelidad de esa presencia «digital» con la realidad.

Como head hunters, desde sede21 Search & Development identificamos «marcas», que representan y son la imagen, testimonio, expectativas e incluso promesas y valores, de la persona con la que posteriormente vamos a hablar, para valorar conjuntamente un proyecto profesional.  

La calidad de la marca personal se mide por el grado de fidelidad y coherencia con la persona que representa. Una marca personal de calidad y su correcta gestión  (determinación de objetivos, mensajes, público «target», contactos, actividades,…) son un factor que cada vez es más determinante en la carrera profesional.

Mucho ánimo y buena marca!!

 

Alberto Arqued


Se pasó del «Silencio de los Corderos»  a «Las audiciones de las Vacas»

Hoy quiero compartir mi experiencia con Cristobal Colón, Presidente y Fundador de La Fageda y con Albert Riera Director de Comunicación.

Fué en el 2012 desarrollando el Talles Valores y Liderazgo, la Regla Benedictina, un camino para una buena dirección». Tuve el honor de contar con la intervención de Cristóbal Colón, en la jornada inicial, que amablemente aceptó la invitación que le hicieron los monjes, para participar en el taller.

Compartió su «aventura» y su propósito, un sueño y una pizca de locura (bueno, aquí se aplica aquello que dice: «para los que no pueden oír la música, el que baila es un loco»). ¿La música? sensibilidad social, dignificar la vida de personas con otras capacidades (vs disminuidas psíquicas) que forman parte de un colectivo, desfavorecido por el sistema.

Nos contó que trabajando en un centro psiquiátrico, veía el lamentable día a día de los internos, que pasaban las horas , los días,… sin hacer nada, degradándose y viviendo «sin vivir»… y quiso cambiarlo. Crear una organización contratando a esas personas, para ayudarles a mejorar su «día a día». Necesitaba crear una empresa. Tras varios intentos y pruebas, se decidió por un producto «commodity» cuyo nicho no estuviese bien cubierto, y de ahí nació La Fageda, iogures «premium» de alta calidad.

Los principios debieron ser muy duros. Nos explicaba que necesitaba fondos y claro, llegaba al banco y decía:

– «Hola buenos días, necesito dinero para crear una empresa con residentes del psiquiátrico»

–  «Perfecto, ¿cómo se llama usted?

– «Cristóbal Colón»

…  tuvo que visitar varias oficinas bancarias, y dar muchas explicaciones…

Los iogures y la facturación,  no eran el objetivo, eran el medio, para poder ofrecer a personas, un trabajo digno, una actividad segura, que les pudiese generar autonomía, mayor autoestima, dinamismo, aprendizaje, retos, reconocimiento, pertenencia,… alegría, felicidad,…  y además, lo que hacen, sus productos lácteos, son excepcionales.

Tenacidad, esfuerzo, un buen plan, sacrificios (habrá que renunciar a muchas cosas, pero si el sueño es ambicioso y sirve para mejorar la vida de las personas, para mejorar esta sociedad, no será fácil, pero el esfuerzo habrá valido la pena, sea cual sea el resultado).

Lo que está claro es que para conseguirlo, es imprescindible, lograr rodearse de personas con esa misma ilusión y visión. Un equipo fuerte, cohesionado, que también oiga esa música y tenga ganas de bailarla,… hasta han mejorado las vacas, que pacen acompañadas de las «Variaciones Goldberg»,…  Gracias La Fageda, gracias Cristóbal y gracias Albert  por existir!!

Ahora explican en una jornadas su modelo, muy recomendable:

el-gran-gatsby

El liderazgo es algo fundamental en las organizaciones modernas y de él hemos hablado y seguiremos hablando en muchas ocasiones en nuestro blog. Retomamos esta vez en un artículo con el que queremos recomendarte algunas películas que hagan interesante algunos de tus momentos de ocio y al mismo tiempo rescates las lecciones sobre liderazgo que cada una de ellas lleva en su guión y argumento.

El Gran Gatsby

El Gran Gatsby habla de un multimillonario excéntrico que pasa las noches alternando con la alta sociedad, organizando suntuosas fiestas en las que se erige como el centro de todo, mientras que se pasa el día solo, recluído en su bonita y lujosa mansión de Long Island.
En paralelo a esa vida de lujo y soledad aparece Jay Gatsby, un héroe trágico que se va destruyendo conforme se acerca a su sueño: la reconquista de una mujer a la que dejó para irse a la guerra en Europa.

La gran lección de esta película gira en torno a que cualquiera puede ser y conseguir lo que quiere si realmente se lo propone. La perseverancia es la clave para ello; pero influyen otros factores, como amar lo que se hace y creer en ello.

300

Este filme es una adaptación de la novela de Frank Miller sobre la Batalla de las Termopilas entre 300 espartanos y el ejército invasor del Rey Jerjes.

Es el Rey Leónidas el personaje protagonista de esta película. Su majestad debe desafiar el poder de su propio país para motivar e inspirar a su equipo frente a un enemigo al que parece imposible derrotar.

Un lección de valor y coraje en tiempos difíciles, nos enseña el valor de un individuo y de saber reconocer y potenciar sus habilidades entre un conjunto.

Invictus

No podía faltar en nuestra mini listas de películas que nos dan lecciones de liderazgo Invictus.

En este largometraje Nelson Mandela está en la presidencia de Sudáfrica tras de haber pasado muchos años encarcelado por su activismo político, y desde ese puesto se dispone a construir una política de reconciliación entre la mayoría negra, que fue oprimida en el Apartheid, y la minoría blanca, que se muestra temerosa de un posible revanchismo por parte del nuevo gobierno.

Para lograr su nada fácil objetivo, Mandela pone su foco en la selección sudafricana de rugby…

 

habilidades directivas

1. Liderazgo

Podemos definir el liderazgo como la capacidad de dirigir, influenciar y alinear al equipo hacia una meta u objetivo utilizando para ello la motivación.

2. Asertividad

La asertividad es la forma que nos permite responder y actuar respetándonos a nosotros mismos y también a los demás.

3. Solución de problemas

La capacidad de solucionar problemas es imprescindible en cualquier profesional de empresa, más aún, si cabe, cuando hablamos de directivos.

Un buen líder debe estar preparado para afrontar cualquier problema que se presente y conocer muy bien los procesos y estrategias.

4. Toma de decisiones

La toma de decisiones está presente en el día a día de cualquier directivo o empresario.

El tiempo y la experiencia van perfilando la habilidad de tomar las decisiones adecuadas y más acertadas en el momento correcto, incluso en menos tiempo.

5. Autoconfianza y autoconocimiento

Conocerse y confiar en sí mismo es otra de las claves de un buen líder.

El autonocimiento permite detectar las cualidades buenas y las que no lo son tanto; y de esta manera actuar pasando a la acción potenciando las primeras y cambiando o mejorando las segundas.

6. Habilidades sociales e interpersonales

Las habilidades sociales e interpersonales son también muy importantes. Y es que, para que un equipo funcione, fluya, es necesario contar con algunas habilidades de relación, como el saber relacionarnos con los demás, ser capaces de desarrollar relaciones satisfactorias y conseguir establecer lazos fuertes, por ejemplo.

7. Flexibilidad ante los cambios y capacidad para afrontarlos

Esta capacidad de adaptarse a los cambios, de ser flexible a ellos y de afrontarlos otra de las habilidades imprescindibles en un buen líder. Una habilidad que ha de transmitir también al resto del equipo… de manera que cuando surjan difcultades o un cambio en el medio, de las necesidades del proyecto, el cambio no provoque parálisis.

8. Capacidad para delegar y trabajar en equipo

Un buen líder tiene la capacidad de delegar. Confía en sus colaboradores y les otorga responsabilidades.
Delegar, al fin y al cabo es eso, ofrecer tareas y responsabilidades a otros.

Pero no es cuestión solo de asignar funciones, delegar implica también saber a quién y qué se delega.

9. Orientación al desempeño

Parte del esfuerzo del líder debe centrarse en la orientación al desempeño, en mantener al equipo con los objetivos muy claros. Y dejar muy clara también cuál es la función de cada miembro del equipo y cómo alcanzar los resultados previamente definidos.